El proyecto de Limpieza Internacional de Costas de ciencia ciudadadana se pone en marcha en Cantabria de la mano del Programa NACAR (Naturaleza y Cárcel) y del Proyecto LIFE ARCOS

El pasado 17 de noviembre tuvo lugar una nueva jornada de voluntariado, en el marco del Proyecto LIFE ARCOS de restauración y conservación dunar, en esta ocasión con un enfoque distinto y novedoso.

La actividad formaba parte del programa NACAR (Naturaleza y Cárcel), programa a través del cual los internos del Centro Penitenciario de El Dueso en Santoña colaboran en numerosas ocasiones con el Proyecto LIFE ARCOS, principalmente en la retirada de especies exóticas invasoras, la producción y plantación de flora autóctona en los sistemas dunares de las playas cercanas al centro penitenciario (Playa de Berria en Santoña y Helgueras en Noja).

La directora del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel expuso la importancia y funcionamiento de los sistemas dunares y sus hábitats; y seguido se pasó a la presentación, por parte de los miembros de la Asociación Ambiente Europeo (http://ambienteeuropeo.org/) del proyecto de ciencia ciudadana “Limpieza Internacional de Costas”, sus objetivos así como la preocupante problemática de los residuos plásticos en los mares y océanos a nivel mundial. La playa y el sistema dunar de Berria (Santoña) fueron el escenario de esta primera actividad en Cantabria realizando una recogida de residuos de origen antrópico con la metodología de Ocean Conservancy utilizada a nivel internacional en más de 100 países y territorios.

Retirada de residuos

El minucioso trabajo que plantea esta metodología consiste en detallar la cantidad de los diferentes residuos encontrados en el área de estudio con el fin de dar a conocer la naturaleza de los mismos, y la sorprendente cotidianidad de muchos de ellos, de manera que pueda generar en la opinión pública un cambio de conciencia que derive en cambios de hábitos en la vida diaria. Durante la mañana se llevó a cabo la recogida de residuos (unos 14,5 kg) tanto en 250 m de la zona del sistema dunar como, posteriormente, en la línea de marea donde se concentra la mayor parte de residuos no biodegradables que arrastra el oleaje.

Durante el recorrido realizado para la recogida de residuos, se trasladó algún esqueje de espigadilla de mar (Crucianella maritima) y semillas de otras especies de flora autóctona dunar como linaria marina y clavelina marina para su reproducción en el vivero de El Dueso (Taller de Jardinería) y su posterior implantación en las dunas de las playas cercanas.

Por último, se realizó una puesta en común de los estadillos rellenados durante la recogida de residuos para comprobar de primera mano sus características que sirvió para poner nuevamente de manifiesto la importancia que pueden tener simples acciones de nuestro día a día sobre los ecosistemas marinos como evitar adquirir productos con mucho embalaje de plástico o pedir que no nos envuelvan alimentos frescos en plásticos.

La Dirección General del Medio Natural del Gobierno de Cantabria se muestra enormemente agradecida a las entidades colaboradoras por su implicación en este tipo de trabajos, que ponen de manifiesto la importancia de pequeños gestos para generar grandes resultados e inciden en la necesidad de un cambio de conciencia social especialmente en lo alusivo a la generación de residuos por parte de todos nosotros.

Cantabria, Marismas de Santoña, NACAR, Voluntariado

Pin It on Pinterest

Shares